12/Diciembre/2018 P A CDMX: 20° EDOMEX: 20° PUE: 19° HID: 22° MOR: 20° QUER: 19° TLAX: 19° 3 y 4

Fin a la paz de los sepulcros

Fernando Maldonado
Parabólica
2017-11-06 08:23:55

Terminó el fin de semana largo tras el periodo en el que todos los mexicanos recordamos a nuestros muertos. A partir de la semana que arranca será la de los vivos y vivales metidos de tiempo completo en la disputa por una tajada de pastel electoral con 3 mil 447 cargos en juego.

Último jalón de este 2017 antes de la llegada del asueto de diciembre, que la sabiduría popular mexicana bautizó como el puente Guadalupe-Reyes, con el día de la Virgen de Guadalupe el 12 de diciembre y termina el 6 de enero, de 2018.

Aunque el proceso electoral concurrente comenzó desde septiembre pasado, fue prácticamente borrado del mapa informativo y el imaginario por los sismos del 7 y 19 de septiembre. Estamos en medio de un periodo que presagia otro tipo de sacudidas, en el terreno de la política partidista.

Las principales fuerzas políticas definirán en este mes métodos y perfiles para escoger a los jugadores más competitivos que vayan a pelear en esos terrenos los principales cargos de elección popular: 1 Presidente de México; 300 diputados de mayoría relativa; 64 senadores por la misma vía; gobernadores en Chiapas, Ciudad de México, Puebla, Jalisco, Morelos, Tabasco, Yucatán y Veracruz.

Habrá elecciones al mismo tiempo por ayuntamientos y congresos locales en Baja California, Campeche, Chihuahua, Colima, Estado de México, Michoacán, Nuevo León, Oaxaca, Querétaro, San Luís Potosí, Sinaloa, Sonora y Zacatecas. 

Será el periodo en el que con mayor fuerza se consolide la industria de las campañas electorales, los consultores y todo tipo de asesores. Mucho dinero en juego.

Más de la mitad del país estará inmerso en una guerra interna. Los distintos partidos deberán colocar a sus hombres y mujeres en el tablero de la política y el escrutinio público, con todo lo bueno y lo malo que eso significa. 

Habrá reputaciones, apellidos y familias lastimadas o destruidas. De eso se trata la pelea por el poder público. Forma parte de una guerra por consolidar cotos de poder o ampliarlos, para lo cual se requiere del exterminio del otro. 

La paz de los sepulcros será para los muertos terminado el puente de Todos Santos. La tarea terrenal para los vivos a partir del lunes 6 de noviembre será la de cada seis años: el exterminio del hombre por el hombre.

 


images/diario/201807/portadadiario.47.201807.jpg

2018-12-12