21/Abril/2018 P A CDMX: 23° EDOMEX: 23° PUE: 18° HID: 27° MOR: 22° QUER: 23° TLAX: 18° 6

Confeti político hidalguense

Oscar Legaspi
El Ojo Político
2018-01-08 07:10:52

Agua y aceite se mezclan

De acuerdo con los plazos establecidos en la Ley Electoral, la coalición Por Hidalgo al Frente –conformada por el PAN y PRD– cuajó la semana pasada con retrasos por falta de documentación, la cual estaba en poder de los presidentes de ambos partidos, Asael Hernández Cerón y Manuel Hernández Badillo, respectivamente.

Ambos dirigentes debieron solventar ante la autoridad electoral del estado (IEEH), la documentación básica para formalizar la coalición, pero la espera en tiempo dio lugar a la desconfianza entre la militancia de ambos partidos.

Mezclar el agua y el aceite no es tan sencillo como parece en el papel, va más allá de todo ello porque en primer lugar tenían que esperar que las dirigencias nacionales aprobaran los procesos estatales y posteriormente palomear a los candidatos.

En esta última parte es donde las cosas se van a complicar de manera severa, pues la soberbia de los dirigentes estatales da pie a que ninguno cederá espacios que se cree cada uno están bajo su poder político.

La soberbia PES declina

Otra alianza política que de último momento se conformó es la llamada Juntos Haremos Historia entre los partidos políticos, el PT y Morena. Inicialmente, Encuentro Social estaba considerado en esta coalición, pero de último momento por órdenes de la dirigencia nacional no logró concretarse.

Las dirigencias nacionales dieron el manotazo final para que los líderes estatales se alinearan de acuerdo con sus propósitos, por lo que Daniel Andrade Zurutuza, representante estatal del PES, quien había declarado hace un par de semanas que su partido no iría en alianza por ningún motivo con Morena, se salió con la suya.

Mientras que Abraham Mendoza Zenteno, líder estatal de Movimiento Regeneración Nacional, manifestó que la coalición se dio por determinación de las dirigencias nacionales. De igual manera que con el PAN-PRD, las posiciones que Morena cederá al PT están aún en el aire y quién sabe que tanto se vayan a cumplir, pues como sabemos el partido de López Obrador tiene muchos espacios ganados y por ningún motivo los perderá en función de los intereses que guarda su líder nacional.

Reparto del mapa electoral

De inicio, la repartición de las candidaturas en estas alianzas políticas quedó que para Por Hidalgo al Frente, al PAN le tocarán 10 y para el sol azteca, 8. De acuerdo con los líderes estatales de ambos partidos, el objetivo es alcanzar la mayoría en el Congreso local para frenar los excesos, abuso de autoridad, falta de transparencia y malos manejos del Ejecutivo estatal.

Al ser de esa manera, al blanquiazul le correspondería Tulancingo, Apan, Tula, Ixmiquilpan, San Felipe Orizatlán, Pachuca Oriente y Poniente, Villas de Álamo, Huichapan y Actopan. Para el PRD, se quedaría con Huejutla, Tizayuca, Tepeji del Río, Zacualtipán, Tepeapulco, Mixquiahuala, Zimapán y Metepec.

La coalición Morena-PT queda en alianza parcial para 16 distritos electorales locales, de los cuales Tepeapulco, Apan, Mineral de la Reforma y Mixquiahuala los encabeza el PT y los 12 restantes son para Movimiento  PVEM (onario Institucional)ipa Regeneración Nacional; Pachuca y Orizatlán van por separado.

Está más que claro que el PES no tuvo presencia en el reparto y por lo tanto, la distribución quedó en manos del PT y el partido de López Obrador. El acuerdo inicial era que para Morena le correspondería 50 por ciento, al PT 25 por ciento y al PES otro 25.

En tanto, el Revolucionario Institucional, PVEM y Panal no solicitaron registro de alianza por optar por la figura de candidaturas comunes.

Veremos el cumplimiento de tales acuerdos y diremos, entonces.


images/diario/201804/portadadiario.11.201804.jpg

2018-04-21