26/Septiembre/2020 P A CDMX: 21° EDOMEX: 18° PUE: 10° HID: 7° MOR: 25° QUER: 11° TLAX: 9° 6

Antes enemigo, hoy admirador

Oscar Legaspi
El Ojo Político
2018-03-05 10:57:55

Hace doce años la temible frase de que Andrés Manuel López Obrador era un peligro para México surtió tanto efecto en la sociedad, que definitivamente se compró como tal e hizo perder de tal manera al Peje en ese entonces.

Esa frase que se acuñó desde ese tiempo se le debe a su creador, el publicista español y hoy nacionalizado mexicano Antonio Sola.

Es un personaje dedicado a la publicidad y estrategia política.

Recientemente entrevistado en el programa de Fernando del Collado en Milenio Televisión donde se le asocia a las campañas políticas más relevantes de México y de América Latina, llamó mucho la atención su punto de vista respecto al proceso electoral que estamos viviendo.

La coincidencia de punto de vista que hemos venido mencionando en esta columna y este reconocido personaje, sin mirar o inclinarse a un partido político o personaje en específico, converge en el análisis del proceso electoral que estamos viviendo con todos sus vicisitudes.

Hoy acepta que hace doce años fue contratado por el equipo de Felipe Calderón donde llevó a cabo la estrategia del miedo y con mucho resultado, donde no hubo necesidad de hacer uso de otras alternativas que llevaran al triunfo del PAN.

Respecto a su análisis del proceso electoral 2018, su punto de vista sobre Andrés Manuel López Obrador ha cambiado, observa que es un personaje que ha cambiado en esta tercera ocasión de perseguir la silla presidencial.

Hoy lo ve como un individuo con todas las ganas de lograr el triunfo, más sereno y capaz de sumar adeptos a su objetivo.

López Obrador tiene ahora la imagen muy contraria a la de hace doce años, hoy está demostrando controlar la ira del pueblo mexicano y eso lo convierte casi en un caudillo donde la gente le está depositando su confianza de lograr un cambio.

Acepta y dice que Andrés Manuel López Obrador ya no es un peligro para México.

Hace doce años pudo acuñar la frase célebre ya mencionada porque la situación política económica y social del país era muy diferente a la que estamos viviendo ahora.

Hoy la gente esta enardecida y llena de ira en contra del gobierno federal porque hace seis años tuvo la confianza en el retorno del PRI a Los Pinos, aceptando que el cambio de los doce años anteriores a Peña Nieto no fueron lo suficientemente perceptibles y muy por el contrario, la situación de inseguridad creció a niveles insospechados y hoy rebasados en este sexenio.

Definitivamente la gente ya tuvo 70 años de un PRI que en ciertos aspectos ayudó socialmente cuando representaba a una izquierda moderada, y en otros casos la perjudicó económicamente como suele suceder en este tipo de modelo económico.

La nacionalización de la banca fue la puntilla en el sexenio de López Portillo; pues desde ahí la deuda pública creció y fue cargada a una sociedad que realmente ya estaba lacerada con el incremento de impuestos.

Hasta el sexenio de José López Portillo, donde el presidente en turno todavía se jactaba de mandar mensajes ocultos a la militancia y sociedad en su conjunto para designar a su candidato presidencial; el PRI cambió el modelo de elección de su candidato presidencial a través de un Consejo.

Definitivamente los intereses de grupo desde ahí hicieron cambiar la forma de actuar desde el presidente del país, hasta los líderes de colonias y ambulantes.

Toda esa estructura antes no podía moverse ni un milímetro si el presidente en turno no lo autorizaba.

Hoy el presidente en turno no es más que un personaje que forma parte de ese Consejo que decide quién es el próximo candidato y por tal motivo el juego de intereses hace caer en excesos a su militancia.

La designación de José Antonio Meade Kuribreña no fue la mejor, y no por el personaje en cuestión, sino por la misma situación que rodea a la sociedad.

Meade fue el personaje que desde su puesto como Secretario de Hacienda fue el artífice de los gasolinazos, el aumento de los hidrocarburos, y eso la sociedad no lo ha olvidado a pesar de las campañas de hacerlo ver como un individuo capaz de llevar un país a un desarrollo de primer mundo.

Respecto a su punto de vista de los candidatos en contienda política a Los Pinos, manifiesta que López Obrador es el mejor posicionado, de Ricardo Anaya se refiere como un joven político pero le falta madurez; respecto a Meade dice que es un personaje a punto de desaparecer en las encuestas; de Margarita Zavala aunque se dice “independiente” no cree que consiga el recorrido que le hace falta.

López Obrador según Antonio Sola ha conseguido hacer soñar a los mexicanos que un cambio es posible y si eso lo llevamos a tiempo atrás, donde hace 18 años la sociedad estaba hartada de un PRI de 70 años, posteriormente soñó con un cambio con el PAN durante doce años donde la situación se complicó aún más y se volvió a soñar en que un PRI de regreso esta vez se hicieran mejor las cosas.

La desilusión en ambos partidos PRI y PAN, no deja otra alternativa que soñar con Morena en un cambio que haga revivir la esperanza de tener un México mejor.

Es por ello que hasta la misma militancia del PRI está abandonando sus filas para adherirse a Morena y el último caso más sonado es el de la coordinadora de campaña de Meade en Jalisco, Claudia Delgadillo y que a la vez también era la dirigente priista en Guadalajara.

Otra consecuencia del hartazgo y la ira de la sociedad, es el saqueo de los recursos públicos por parte de gobernadores priistas con el descaro y el cinismo como los Duarte, pero sobre todo la impunidad al no poder procesarlos como se debe.

Desde esta columna observamos que aún ganando López Obrador la presidencia, poco va a poder hacer si el Congreso no lo tiene con él, pues dependerá de negociaciones que a la larga puede traer graves consecuencias para el país. 


images/diario/201807/portadadiario.47.201807.jpg

2020-09-26