17/Diciembre/2018 P A CDMX: 4° EDOMEX: 5° PUE: 5° HID: -3° MOR: 5° QUER: 4° TLAX: 5° 5 y 6

El Infonavit es un galimatías

Oscar Legaspi
El Ojo Político
2018-04-12 11:28:53

A poco más de un año, la Cumbre Financiera organizada por el Instituto Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) a través de su titular David Penchyna Grub mencionó  que la institución a su cargo está blindada.

Es cierto que el Instituto no está incluido dentro del Presupuesto de Egresos Federal y por lo tanto su permanencia y resultados dependen de las cuotas patronales y aportaciones de los empleados.

Es un hecho que las tasas de intereses bancarias para créditos hipotecarios no han subido en este año, pero la incertidumbre de la gente en este momento electoral, con las posibles modificaciones al Tratado de Libre Comercio y la volátil disparidad del dólar frente al peso, han hecho que la gente sea muy cautelosa.

Así también la política laboral y la situación económica del país influyen de tal manera en su permanencia porque las empresas y empleos no son lo suficientemente bien remunerados.

La política fiscal es muy severa, los impuestos y contribuciones federales, estatales y municipales juegan un papel preponderante en todo y acaban por ahogar a las empresas.

Por ello hoy las empresas prefieren la contratación de outsourcings y con ello evitar las contribuciones al IMSS y por consiguiente al Infonavit.

Por otro lado la oferta para conseguir vivienda que cubriera las demandas y expectativas de los compradores dejaba mucho que desear.

A partir de febrero de este año, los derechohabientes empezaron a gozar de una tasa única (12%), con un Costo Anual Total (CAT) del 10.5 por ciento, sin importar cuál sea el ingreso del derechohabiente;  con ello desapareció el esquema de tasas diferenciadas en donde los trabajadores de menores recursos tenían acceso a las más bajas, pero que a la larga se convertían en un lastre.

La variación entre el 12 de tasa única o fija y el 10.5 por ciento del CAT es por las aportaciones patronales que ayudan a amortizar el costo del préstamo hipotecario.

La tasa de interés anual que venía cobrando el Infonavit hasta antes de febrero en créditos hipotecarios era otorgada en Veces Salario Mínimo (VSM) a los derechohabientes, variando entre 4 y 10 por ciento según el salario de cada trabajador.

Definitivamente este cambio de esquema de cobro no ha ayudado a fomentar la adquisición de vivienda, ya que con el esquema anterior la deuda se incrementaba cada año con el reajuste al salario mínimo, lo cual no era proporcional con respecto al aumento de salario por trabajador.

Para David Penchyna la prioridad de atender a la población con menos recursos es de vital importancia, por lo que era precisamente cambiar el esquema de financiamiento para poder ayudar a este sector de la sociedad.

Si ya de por sí la venta de casas en general considerando  al propio Infonavit, Fovisste y banca de primer piso, bajó un 5.13 por ciento, comparado con años anteriores, todavía está por debajo de los niveles de hace 4 años aproximadamente.

Según esta política de financiamiento iba a competir con el mercado comercial, por lo que la demanda de vivienda se vería beneficiada de acuerdo a las cifras que tiene el propio Instituto en su poder.

De las cifras que emanan en el portal del Infonavit la cifra de Vivienda Total en todo el país es de 960,079 de registro de vivienda por 24 meses de diciembre de 2014 a noviembre de 2016.

De esta cifra nos referiremos solo a la vivienda terminada y habitable, queriendo decir las que están en disponibilidad para ser adquiridas; dejando a un lado las que todavía están en proceso de terminar.

La cifra de vivienda terminada es 37,893; la de habitable es de 227,977, la vendida es 279,957 y la de cancelaciones es de 127,706.

La cifra de vivienda en proceso es de 271,299.

La demanda de vivienda de acuerdo a estas cifras arroja un déficit de lo terminado más lo habitable  en comparación con lo vendido de -14,087.

El porcentaje de cancelaciones con respecto a lo vendido es del 45.61 por ciento, lo que es un índice alto.

Teniendo un nuevo esquema que ayude a evitar cancelaciones hay otro rubro que el mismo Infonavit debe tomar en cuenta que es la accesibilidad y tránsito a los inmuebles desde o hasta el centro de trabajo, así como la calidad de los acabados y materiales de la construcción por parte de los desarrolladores de vivienda.

A los desarrolladores de vivienda no les importa la calidad de los materiales usados, el interés que persiguen como todo empresario es la recuperación a corto plazo de sus inversiones más la ganancia que conlleva.

Los terrenos que adquieren cada vez están más lejos o incluso han llegado a construir viviendas en los cerros, con la consecuente falta de servicios como agua, luz, pavimentación, etc.; así como la falta de transporte urbano cercano, por lo que quedan a expensa de la inseguridad que cada vez es más recurrente.

En el aspecto legal, a partir de febrero al formalizar el crédito hipotecario deberá constituirse hipoteca a favor del Infonavit o bien mediante una garantía fiduciaria a favor del mismo Instituto.

Así que todo derechohabiente que caiga en morosidad de pago por cualquier motivo, el Infonavit tendrá el derecho de disponer de la vivienda de acuerdo a sus intereses, lo que en determinado momento si esto llegase a acumularse, el Infonavit se convertiría en la inmobiliaria más grande de América.

A diferencia de las disposiciones anteriores, hoy va a quedar prohibido tener accesorias o locales comerciales en los inmuebles adquiridos, lo que quiere decir que se acabaron los changarros obligando con ello a meter a todo mundo a la formalidad de pago de impuestos.

Los inmuebles adquiridos solo tendrán el carácter de uso habitación.

El incremento en el monto de crédito hipotecario de 900 mil a un millón 604 mil pesos es para promover una mejor vivienda, ya que según las nuevas reglas debe garantizar por lo menos 30 años de vida útil el inmueble adquirido.

Sin duda alguna es un galimatías el Infonavit con sus nuevas reglas a partir de febrero de 2017 y que a marzo de 2018 no han sido del todo las más apropiadas.


images/diario/201807/portadadiario.47.201807.jpg

2018-12-17