23/Septiembre/2018 P A CDMX: 22° EDOMEX: 22° PUE: 23° HID: 22° MOR: 19° QUER: 23° TLAX: 23° 0

Turbulencia en la transición

Oscar Legaspi
El Ojo Político
2018-08-26 18:40:00

En el inicio de la transición del nuevo gobierno que se avecina, la turbulencia al interior de los que quieren asumir la próxima administración se está dando al más puro estilo de la traición.

Los casos en el nivel del primer círculo de los que hicieron ganar a López Obrador están Tatiana Clouthier, quien fuera coordinadora de campaña del presidente electo.

Ella ha declarado que no asumirá la subsecretaría de Participación Ciudadana, Democracia Participativa y Organizaciones Civiles, de la Secretaría de Gobernación y se quedará únicamente como diputada federal.

Literal mencionó: “Estoy en dónde mejor sirvo a mi país y dónde más cerca estoy de quienes hoy me requieren en la casa chica: la familia”.

Cabe recordar que hace un par de semanas, dónde López Obrador anunció que la exministra Olga Sánchez Cordero sería la próxima titular de Gobernación y Tatiana Clouthier se quedaría con una subsecretaría empezaron a circular ciertos rumores sobre quién tenía más méritos para ser la que ocupe la Secretaría de Gobernación.

Lo que no debemos perder de vista que no es lo mismo estar en campaña y defender en este período los objetivos planteados para ganar y, por otro lado estar con la responsabilidad de la gobernabilidad interna de un país.

Sin quitar méritos a Tatiana y reconocer que su trabajo durante la campaña fue de lo más sobresaliente, también es cierto que en el otro extremo, la exministra Olga Sánchez es una persona sumamente preparada para ocupar el cargo mencionado.

Hoy más que nunca, la Secretaría de Gobernación jugará el papel más importante en la historia de este país; pues estará en sus manos la estabilidad por medio de la negociación con los diferentes sectores que conforman la sociedad sin rebasar la legalidad dentro de un marco de paz con la finalidad de establecer la cuarta transformación de México que tanto han venido hablando.

Siendo de esa manera, a Tatiana se le reconoce como una persona hábil en los quehaceres de coordinación y defensa de los objetivos dentro de la campaña electoral, pero para llegar a ocupar la Secretaría de Gobernación se requiere mucho más que eso.

El requerimiento en este momento es conocer de leyes y procedimientos para que dentro de esas negociaciones con los diferentes sectores no se caiga en la violación a la legalidad existente y de eso Olga Sánchez es conocedora al cien.

Una muestra de ello es la reestructuración propuesta y que ya están trabajando sobre esto, para que la próxima administración solo cuente con tres subsecretarías en lugar de las siete que actualmente operan.

De estas tres subsecretarías que van a operar, la que acompañará a Olga Sánchez en su operación fina, táctica y técnica será la de Gobierno a cargo de Zoé Robledo.

Las otras dos serán la de Participación Ciudadana, Democracia Participativa y Organizaciones Civiles sugerida a cargo de Tatiana Clouthier y tal vez en su lugar quede Diana Álvarez Maury, egresada del ITAM y propuesta para ser la fiscal anticorrupción y la de Derechos Humanos, Población y Migración a cargo de Alejandro Encinas.

Pero como dicen por ahí que en política no existen coincidencias, podemos llegar a pensar que esa “renuncia anticipada” de Tatiana lleva jiribilla.

Al quedarse Tatiana como diputada federal, se vuelve una pieza importante nuevamente para López Obrador porque puede convertirse en la lideresa de su bancada, la más grande en la Cámara de Diputados y ello claro está, que ayudaría a destrabar los asuntos más importantes para su aprobación.

Veremos cómo queda en el camino teniendo enfrente a Mario Delgado y Dolores Padierna.

Otro caso dentro de esta turbulencia interna, se refiere a la liberación de la Maestra Elba Esther Gordillo de los delitos que se le imputaron y por los cuales estuvo presa casi durante todo el sexenio de Peña Nieto.

Si bien es cierto que la maestra Gordillo no está considerada dentro del esquema que propone López Obrador para su gobierno, lo que sí por otro lado está identificada como una pieza clave en la estabilidad del nuevo gobierno.

Al anunciar públicamente durante la recuperación de su libertad, Gordillo aseveró que la Reforma Educativa se ha derrumbado.

Literal dijo: “soy inocente, muestro a ustedes la resolución judicial que lo acredita. Recuperé mi libertad y la Reforma Educativa se derrumbó”.

Con ello puso de nervios a Otto Granados, el aún Secretario de Educación Pública de este sexenio.

Esa aseveración pone de manifiesto que su rol en este nuevo gobierno es la creación de un nuevo Sindicato en el gremio magisterial, pues de antemano afirmó que el SNTE fue sometido a una autodestrucción, pues según ella existe una crisis gremial en cada escuela pública.

Granados ha salido en defensa de la Reforma Educativa al señalar que “ésta ha sido la reforma Educativa más importante que se ha realizado en México. Estas son las realidades de una reforma de un peso moral, político, pedagógico y ético que no se pueden negar y porque en ella está depositada la esperanza de que millones de niños y jóvenes alcancen su máximo potencial y tengan una vida buena”.

Otro asunto dentro de esta turbulencia se ha generado al interior de las fuerzas armadas y la policía federal, al mencionar el presidente electo que el Ejército y la Marina continuarán en las calles porque las policías no están listas para suplir a las fuerzas armadas en cuestión de seguridad.

La desconfianza en los mandos policiales ha generado incertidumbre en sus filas, pues sabemos de antemano que muchos de ellos y en su mayoría se encuentran en las nóminas de los cárteles, y López Obrador no quiere que lo manipulen por medio de la inseguridad.

Veremos en lo subsecuente más temas a relucir que van a provocar sin duda más turbulencia.


images/diario/201807/portadadiario.47.201807.jpg

2018-09-23