09/Diciembre/2019 P A CDMX: 10° EDOMEX: 11° PUE: 10° HID: 9° MOR: 11° QUER: 8° TLAX: 8° 5 y 6

Masacre en Orlando

Fred Álvarez
Tendencias
2016-06-20 08:14:00

La ciudad de Orlando, Florida, vivió la madrugada del 12 de junio uno de los días más terribles en los tiempos de hoy: un ciudadano norteamericano de nombre Omar Siddique Mateen abrió fuego indiscriminadamente en una discoteca para homosexuales matando a 49 de ellos de hiriendo a otros más. Cuatro de ellos eran mexicanos.

El mensaje  pretendió generar terror y odio. Se trata del más grave tiroteo múltiple registrado en la historia de aquel país.

¡La condena mundial fue unánime! Uno de los primeros en mandar condolencias fue el papa Francisco.

Horas después, el grupo terroristas denominado Estado Islámico de Irak y Siria (Isis) reivindicó los hechos. Quizá porque criminal había declarado su lealtad a ISIS durante una llamada a la policía  minutos antes del ataque.

En un principio el presidente Obama había calificado la masacre como un acto terrorista y un crimen de intolerancia. Después de consultar con el FBI lo matizó.

Eso sí ordenó que las banderas ondearan a media asta en memoria de las víctimas.

Hasta el momento no hay pruebas de la vinculación del criminal con redes o células terroristas.

Todo apunta que el asesino, quien fue eliminado por la policía, es un lobo solitario difícilmente detectable por los servicios de inteligencia. Eso sí seguidor de Isis.

¿Qué orillo a Omar a cometer este crimen?

No sabemos, todavía.

Lo que si entendemos es que uso un arma de alto poder comparada de manera legal.

¡Algo se  tiene que hacer para controlar la venta de armas!

El criminal empleó un rifle de asalto "AR 15" que compro de manera legal y fácil por dólares.

En EU cualquier persona puede tener acceso a ese tipo de armas, y ha sido más fácil desde hace 12 años cuando se levantó la prohibición de las armas de asalto. ¡Algo se tiene que hacer para controlar su venta!

Las condolencias del presidente Obama

El presidente Obama, y el vicepresidente, Biden, se reunieron el pasado jueves 16 de junio en Orlando con familiares de las 49 víctimas. Depositaron flores en un memorial de las víctimas y el presidente dio un discurso en que urgió a endurecer las leyes para la venta de armas: “si no actuamos, seguiremos viendo masacres como esta porque decidiremos permitir que ocurran”, dijo muy triste.

Les dijo a los familiares de las víctimas “nuestros corazones están rotos también. Estamos con vosotros”.

Lamentó que la clase política —sobre todo los republicanos—, tolere que un terrorista pueda comprar “legalmente” armas “extremadamente potentes”.

Hay una frustración evidente del presidente por no haber convencido al Congreso para que endurezca el acceso a las armas.

La condena de tiroteos de este tipo se ha convertido en un triste ritual.

Insistió que su gobierno se mantendrá firme en su lucha contra el terrorismo fundamentalista islámico en el extranjero, pero subrayó que, en paralelo, es necesario restringir el acceso a las armas para evitar ataques solitarios de inspiración yihadista.

Es de llamar la atención que los hechos de Orlando se producen en un año electoral donde el odio y la homofobia de uno de los candidatos —Donald Trumpt— juegan un papel determinante; sería lamentable que los muertos de Orlando sean usados como tema en la campaña electoral.

¿Y el control de armas?  ¿Es una batalla perdida?

Mmm. Si por el momento. Los norteamericanos tienen un especial amor por las armas, quizá la influencia de Hollywood.

Se calcula que en los hogares de aquel país existen unas 270 millones de armas de uso privado, un derecho amparado por la segunda enmienda de la Constitución. Es la proporción más alta del mundo: nueve armas por cada diez ciudadanos. Diario 297 personas reciben disparos de armas de fuego en EU, 89 de ellos pierden la vida, según un promedio de la Campaña Brady.

Tras la masacre de 2012 en la escuela primaria Sandy Hook, en Newtown, Connecticut, que cobró las vidas de veinte niños y seis adultos, quienes fueron asesinados brutalmente y sin motivo alguno por un individuo esquizofrénico con un rifle de asalto AR-15 calibre 223, Obama propuso extender el control de antecedentes, prohibir los rifles de asalto y limitar el número de balas.

Empero, no logró los votos suficientes en el Congreso, hay muchos intereses económicos y políticos de una organización republicana defensores de la segunda enmienda – la Asociación Nacional del Rifle, la NRA (National Rifle Association). Es poderosa y da votos, a los republicanos. La dirige James W. Porter II, y un tiempo lo fue el actor Charlton Heston.


images/diario/201807/portadadiario.47.201807.jpg

2019-12-09