20/Octubre/2021 P A CDMX: 13° EDOMEX: 13° PUE: 10° HID: 7° MOR: 19° QUER: 11° TLAX: 9° 3 y 4

Solera

Antonio Casanueva Fernández
Corchaíto
2021-08-22 14:29:22

Solera se refiere al carácter tradicional de las cosas. Por ejemplo, un vino con solera es añejo, aquel que con el paso del tiempo ha ido mejorando.

La expresión "tener solera" se refiere a las cosas antiguas, que valoramos porque con su veteranía han adquirido calidad.

De esta manera, algo con solera es tradicional, pero no rancio; antiguo, pero no viejo; solemne, pero no pretencioso.

Los toreros artistas con el tiempo adquieren solera. Es decir, la madurez que reúne el oficio acompañado del gusto. El saber estar no sólo delante de la cara del toro, sino en el ruedo y en la plaza.

Raúl Ponce de León se hizo torero en el campo bravo tlaxcalteca. Toreó por primera vez una becerra en Piedras Negras. Demostró valor e incipiente intuición a tal grado que el ganadero Raúl González lo llevó a hombros.

Para estar cerca de su tío, Jorge Aguilar "El Ranchero", le lavaba los capotes. Así fue aprendiendo el temple, la largueza y la ligazón del toreo con acento mexicano.

Junto con Miguel Villanueva y Alfredo Acosta protagonizó una de las grandes campañas novilleriles de la Plaza México en 1969 y 1970.

Entradones, salidas a hombros y el trofeo del Estoque de Plata fue el saldo de aquellas novilladas para Ponce de León. 

Con la sencillez que le caracteriza me comentó que nunca lograron llenar la plaza: "el letrero de Agotado el boletaje en una novillada en La México lo han colocado Joselillo, El Pana y Valente Arrellano, con nosotros había algunos huecos en los tendidos".

Tenía una gran comunicación con el público. Su variedad con el capote, la dimensión de sus muletazos, y la belleza de sus estocadas recibiendo, quedaron en recuerdo de muchos aficionados.

En una ocasión en Ciudad Juárez, donde había adquirido cartel de novillero, lo presionaron tanto que le pegaron una fuerte cornada. No sólo permaneció en el ruedo, sino que se acercó a quienes le pitaban para aventarles la sangre y demostrar que su toreo sí era de verdad.

Como matador de toros tuvo importantes triunfos como el indulto de "Mandamás", del hierro de La Laguna, durante la Feria de Tlaxcala de 1973.

En la México se recuerdan dos manos a manos: uno con Curro Leal y otro conRafael Gil "Rafaelillo" en los que salió a hombros. En marzo de 1973, un toro de la Viuda de Fernández le tiró un derrote y le partió la nariz.

Cuenta Carlos Hernández "Pavón" que a pesar de que la corrida recibió más de 18 puyazos, los toros llegaron a la muleta ásperos y desarrollando sentido: Raúl Ponce de León fue "sacado a hombros de los asustados aficionados".

Fue un torero clásico, siempre apegado a hacer las cosas bien y a torear bonito. Me explicaba Miguel Casanuevaque, a pesar de su clasicismo y calidad, no creció más porque en su época había muchas figuras y era difícil abrirse paso.

Pero con cincuenta años de alternativa, cuarenta de pintor taurino y cinco de ganadero se encontró a sí mismo.

El domingo pasado organizó un festival campero en la plaza Jorge "El Ranchero" Aguilar de Tlaxcala donde, en compañía de Miguel Villanueva, tentó cuatro utreros. A decir del periodista Jaime Oaxaca destacó por su afición, verticalidad y garbo.

Con setenta años a cuestas, todavía se va al centro del ruedo y se echa el capote a la espalda. Raúl tiene un valor no arrebatado. Es sereno. Haces las cosas con pausa y respeto a la tradición.

Comparte la afición con sus hijos Rodrigo y Alonso "El alemán", con quienes –por vocación y no por negocio– lleva la ganadería de El Milagro. Poseedor de un gran sentido del humor, Ponce de León es un personaje con solera que disfruta de la vida.


images/diario/201807/portadadiario.47.201807.jpg

2021-10-20