18/Junio/2019 P A CDMX: 24° EDOMEX: 24° PUE: 22° HID: 23° MOR: 25° QUER: 26° TLAX: 22° 7 y 8

La negligencia agobia a la Megalópolis

Enrique Núñez
Código Rojo
2016-07-11 07:15:37

La falta de coordinación entre autoridades es un denominador común en el país en el que vivimos.

Dos meses de supuesta planeación de la Norma Emergente de Verificación Vehicular no fueron suficientes para prever el caos que generaría la certificación técnica de los verificentros por parte de la PROFEPA.

En la última semana, el 95 por ciento de los verificentros en la CDMX cerraron, una parte por clausura y otros por miedo a que la guillotina de la PROFEPA cayera sobre sus cabezas.

No se puede creer que después de semanas de preparación de la Norma Emergente de Verificación Vehicular no se haya previsto este conflicto que hoy afecta principalmente a los automovilistas.

Lo que representaba una oportunidad de oro para retomar el rumbo en materia ecológica y de movilidad, terminó en un brutal revanchismo entre las autoridades de la CDMX y la PROFEPA.

Y brincan las preguntas:

¿No sabían que los verificentros incumplen con las exigencias técnicas para medir las emisiones de los vehículos?

¿Nadie estaba enterado de la mafia de los verificadores y sus componendas con la autoridad?

Evidentemente, abundó la negligencia en quienes echaron a andar una norma emergente sin considerar todas estas consecuencias, que para no variar, pagaremos todos los que habitamos en esta Megalópolis.

La Profepa mañosamente no realiza las verificaciones sino laboratorios privados certificados, en  donde los propietarios de los verificentros deben pagar para obtener la verificación que avala el cumplimiento de la norma según la ley. (Es decir además de todo han de pagar por dicha certificación y la dependencia no se hace responsable del resultado)


images/diario/201807/portadadiario.47.201807.jpg

2019-06-18